Noticias
XXVI Festival de la Canción Marista 2000
Por
Instituto O'higgns .
Publicado:
19 Agosto 2000
Leido 675 veces
Hacía tiempo que las guitarras distorsionadas y la actitud agresiva no eran la tónica principal del evento que congrega cada año a las mejores bandas de la región.

Buena música y un notorio mejoramiento en el nivel de la competencia, además de la presentación de dos bandas estelares, conformaron el Festival del 2000; un verdadero regreso del nativo al show: el Rock.
El día 4 de Agosto a partir de las 21 horas se dio comienzo al espectáculo con sendas piezas de Pink Floyd interpretadas por la banda estable. En un primer bloque show tuvieron su ronda Tool Adiction, banda show que interpretaba temas de Primus, y Marranos, banda funky que aportó el toque soft a la noche. Luego correspondió el turno a Karma, banda aggro metal que interpretó tres temas de su factura. Este hecho es bastante importante y debemos decir que Karma es un grupo conocido en el ambiente rancagüino, casi consagrado, y con grandes proyecciones a nivel macro.  Y para cerrar el bloque tocó Icarus, quienes dejaron claro que el heavy metal no ha muerto, interpretando “The evil that men do” de Iron Maiden, “Black Diamond” de los virtuosos Stratovarius y “Peruvian Skies” de los maestros Dream Theater. Un número repleto de talento y energía. Gran despliegue vocal y calidad en la interpretación.
La competencia estuvo conformada por los grupos La ele, Migraña, Opción de Vida, Calitróxico and the Chuzo’s Band, Sirrosis y Nocturnal. Si analizamos por estilo nos encontramos, a gran diferencia de otros años, con Nocturnal y Sirrosis en el metal, Opción de Vida y Migraña en el punk y más clásicos o rockeros Calitróxico y La ele.
El grupo ganador fue Sirrosis y el segundo lugar fue para Migraña. Indudablemente, el presente año se notó mayor atención por parte del público a los grupos de la competencia, incluso el mosh hizo arder el gimnasio que sacudía la cabeza con los números más fuertes.
El show estelar estuvo a cargo, en un principio, por las chicas de SuperNova, quienes en un liviano show discotequero presentaron sus temas más conocidos, agotando al público que no se mostró muy acogedor con las púberes santiaguinas.
Pero como the show must go on, siguió el grupo Taz, que interpretó por más de veinte minutos, material principalmente antiguo de Korn, provocando el desborde del público que a esa altura aún tenía energía para saltar y corear todos los temas, interpretados a la perfección, por los chicos de overoles. Y para finalizar la sección hizo su presentación Fahrenheit interpretando temas de los clásicos Queen.
Pero todavía quedaba más, y tras 45 minutos de jolgorio y ska, cerró el espectáculo Santo Barrio, quienes dejaron atónitos a la concurrencia por su maestría y energía arriba del escenario. Tocaron temas de sus dos discos e hicieron bailar a la juventud que si recibió de buena manera la propuesta de la banda de la quinta región.
En conclusión, un Festival para recordar por la gran apuesta del Centro de Alumnos y por el vulgar despliegue de energía demostrada por todas las bandas que devolvieron a los escenarios maristas el rock y la distorsión.  
     Cristóbal Cornejo













Publicado en:
Comparte esta noticia
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile